Saltar al contenido

Uñas francesas originales

Los franceses llevaban en la manicura francesa original la idea de las uñas cortas. Es fácil de hacer y conveniente en la vida cotidiana, el riesgo de romper la uña es mucho menor que con las uñas largas. Sin embargo, a partir del canon, una manicura de este tipo se puede utilizar en una gran longitud.

Uñas francesas originales

El diseño de la manicura francesa es lo suficientemente realista como para realizarla de forma independiente. El mercado ofrece un gran número de matrices y barnices para crear cualquier variación de la capa. Recomendamos el uso de la goma laca, que aumentará significativamente el periodo de manicura.

Es importante señalar que la ejecución independiente no es deseable con una longitud grande o media, ya que puede ser muy difícil dar la forma deseada, especialmente sin mucha experiencia. Lo mejor es ponerse en contacto con el maestro técnico en uñas.

Punta blanca y uña rosada: la manicura francesa es un clásico del diseño de uñas. Este tipo de manicura es especialmente popular por su discreta elegancia, que resulta especialmente femenina. 

Es igualmente adecuado como look para el trabajo y las bodas, tanto que con el tiempo se ha convertido en un favorito de todos los tiempos. La versatilidad es el nombre del juego aquí, ya que la punta blanca se ve muy bien en las uñas cortas y largas con puntas cuadradas o redondas.

Si temes un revival terrible hecho de pegatinas de bisel y esmaltes blancos más parecidos a la tiza que a un resultado natural, estamos aquí para tranquilizarte. 

La manicura francesa original

Las proporciones desempeñan un papel especialmente importante en la manicura francesa clásica

Esto significa que la línea francesa blanca debe dibujarse a juego con el resto de la uña: las líneas demasiado gruesas o demasiado finas parecen sin forma. Además, hay que trabajar con mucho cuidado, porque con este diseño de uñas los errores se ven inmediatamente.

El blanco adecuado para la línea francesa

La manicura francesa original puede diseñarse en diferentes tonos de blanco, que pueden elegirse según el estilo y la ocasión. Dividiremos las diferentes tonalidades en tres tonos diferentes de blanco.

1. blanco natural:

Este tono de blanco, que también puede encontrarse en las tiendas como blanco suave, por ejemplo, tiene un efecto especialmente natural y es muy discreto. Su aspecto es suave y comedido, cálido y armonioso, pero sigue siendo un blanco claro.

 Aplicada por expertos, esta manicura francesa original apenas se distingue de una uña natural. Especialmente en el trabajo y en la vida cotidiana, este color es muy solicitado.

2. blanco medio:

El blanco medio suele ser el tono más solicitado para una línea francesa en el salón de manicura. Es un poco más intenso que el blanco natural, pero no tan radiante como el ultra blanco, simplemente un tono intermedio. 

Por eso es adecuado para casi cualquier ocasión y estilo. Este tono de blanco queda tan bien en el trabajo como en las uñas de las novias.

3. ultra blanco:

Este blanco llamativo y radiante, también conocido como blanco nieve, es especialmente bueno para ambientar unas uñas naturalmente hermosas. Queda especialmente bien con la piel bronceada cuando se está de vacaciones en la playa. 

Este color tiene un alto grado de blancura y ofrece un emocionante contraste con los tonos nude naturales de la manicura francesa.

Fuente